Tres de las dietas para bajar de peso más populares en la actualidad, la famosa dieta mediterránea y Sistema venus


El culto a la belleza del cuerpo, las “operaciones bikini” propias de las épocas de vacaciones, las urgencias laborales (como el modelaje, por ejemplo) y otras circunstancias más, popularizan las dietas por épocas.

La dieta milagro

032434_dietasLas “dietas milagro” que, supuesta o efectivamente (como se desee considerar) nos hacen perder peso rápidamente y sin mayores esfuerzos, las podemos encontrar con cientos en la web.
Sin embargo, la mejor de todas las estrategias a seguir, es que nos concienticemos, de una vez y para siempre, de que estas dietas menoscaban severamente nuestro metabolismo.
Así lo ha demostrado un estudio publicado en el “Journal of American Medical Association” e innumerables estudios más en todo el mundo.

dietas populares

Algunas consideraciones médicas sobre las dietas

Según investigadores del Boston Children’s Hospital, sólo 10 de cada 100 personas, logran mantener el 10% de la pérdida de peso lograda con las varias clases de dietas que existen en la actualidad.
Cuando alguien empieza a recuperar los kilos perdidos con alguna rapidez, se les suele señalar de “indisciplinados”, “faltos de fuerza de voluntad” o de “perezosos para el ejercicio”.
Pero, resulta que existen otros factores biológicos que contribuyen, adicionalmente, a la recuperación de los kilos que se habían perdido.
Luego de perder peso, la velocidad del gasto de energía (también llamada “velocidad de pérdida de calorías”) disminuye, al cabo que el metabolismo se torna más lento.
Esta es la explicación, según el citado estudio, por la cual las personas tienden a ganar peso después de las dietas.
No se trata, sólo, del conocido “efecto rebote” propio de las dietas milagrosas. En el caso de las dietas saludables (acompañadas de ejercicio periódico), este fenómeno también se suele presentar, aunque con menor intensidad.

Las tres dietas más populares en la actualidad

▪ La dieta baja en grasas. Este régimen se basa en cereales integrales, frutas y verduras, al cabo que es muy limitada en lo que respecta a las grasas animales, los aceites, los frutos secos y otros alimentos con altos índices de grasa.
Únicamente, el 20% de las calorías provienen de las grasas (que no se suprimen totalmente en esta dieta, por razones obvias), el otro 20% se obtiene de las proteínas y el restante 60% provienen de los carbohidratos. Para las chicas la mejor dieta es sistema venus.
▪ La dieta baja en hidratos de carbono. Se trata de una dieta diseñada y estructurada con base en los principios fundamentales de la conocida “dieta Atkins”.
Se reduce drásticamente el consumo de las verduras con almidón, el arroz, el pan, las patatas, las pastas y otros alimentos de similares características.
A su vez, se aumenta el consumo de carne de ternera, pescado, pollo, huevos, quesos y algunos tipos de verduras y otros vegetales.
En esta dieta, los carbohidratos representan el 10% de las calorías, el 60% de las calorías mismas provienen de las grasas y, el restante 20%, se obtiene de las proteínas.
▪ La dieta baja en índice glucémico. Este régimen se basa en la tradicional y ancestral alimentación Mediterránea. Se promueve el consumo de cereales integrales, frutas, vegetales, legumbres y carnes bajas en grasas.
Además, se pretende que las grasas saludables provenientes del aceite de oliva (tan típico del Mediterráneo) y de los frutos secos, se incrementen en la alimentación.
En esta dieta, el 40% de las calorías se obtienen de los carbohidratos, otro 40% de las grasas y el restante 20% proviene de las proteínas.
Ahora, si bien es cierto que las tres dietas descritas son bastante populares en la actualidad, la Dieta Mediterránea es la más saludable y efectiva, en opinión de la mayoría de los expertos.

Leave a Reply

Your email address will not be published / Required fields are marked *